Ideas, impresiones y garbanzos tras el Taller de Educación Expandida

Hace unas semanas tube la oportunidad de asistir al Taller de Educación Expandida en el CCCB con la gente de Zemos98, Platoniq, Juan Freire y Brian Lamb. Aunque me perdí una parte de la jornada en directo: el documental “La escuela expandida” y la conferencia de Brian Lamb, la tecnologia me ha permitido recuperar esos momentos. Esta es la transcripción de algunas de las notas mentales de la jornada, o sea,  mis cuatro garbanzos para la olla…

  • Parece que el puchero llamado Educación Expandida aún se está cocinando. La educación va mucho más allá de las escuelas y universidades. Va mucho más allá del uso de la tecnología. Los últimos ingredientes de la receta son variables, personales y dependen de variables e incógnitas estrictamente emocionales.
  • Creo que frases del tipo “tengo un proyecto de educación expandida porque uso facebook” alimentan el indeseable hype.
  • Me sorprende como la herramienta video sigue infrautilizada en las instituciones académicas. Unas alumnas de los últimos cursos de pedagogía destacaban como hecho extraordinario el uso de “nuevas” (!) tecnologías como el video (!!) en una de sus asignaturas.
  • Una de las mejores herramientas para rentabilizar el aprendizaje es la curiosidad. Aquellas cosas que he aprendido por mi cuenta son las que más entiendo. En cierta manera tamibén soy edupunk, muchas de mis experiencias de aprendizaje han sido DIY (Do It Yourself) (hazlo tu mismo), una máxima del movimiento punk de los 80.
  • En el ámbito académico, nuestros alumnos deberían conocer y entender las Inteligencias Múltiples para intentar reducir el grado de frustación académica.
  • El objetivo del Taller, de la parte práctica, generó cierta incertidumbre entre los asistentes. Quizá el planteamiento fue demasiado ambicioso. Quizá me metí dónde no debería estar.
  • Me encantó la reivindicación analógica de Ignacio García, me recordó mucho al subtítulo de este blog “analogue multimedia”.
  • Uno de los principales inconvenientes profesionales durante la tarea docente del profesorado no es cogniscitiva. Estoy (y puede que estemos) hablando de la desmotivación.
  • Qué nos queda más allá de la creatividad?
  • Me llamaron la atención en clase por usar twitter inadecuadamente. Clase=taller. A mi edad. Cierta vergüenza.
  • Me hubiera ido mejor sí me hubieran preguntado que queria aprender? Necesitamos una pedagogía de la pregunta.

Añado un clásico, por si a alguien le viene de nuevo todo esto.. A Vision of Students Today…

Articles Relacionats:

Aquesta entrada s'ha publicat dins de formació i educació, opinió i etiquetada amb , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

3 comentaris a l'entrada: Ideas, impresiones y garbanzos tras el Taller de Educación Expandida

  1. sergeeo diu:

    Siempre se me olvida que te dedicas a la educación 🙂

    No sé cómo está la cosa en Cataluña, pero la implantación de las TIC en el sistema andaluz creo que está siendo muy complicada. Más allá de la grandísima cantidad de recursos económicos que hay que hacer (hay muchísimos centros), existe la barrera de siempre: resistencia en gran parte del profesorado.

    La resistencia nace a partir de factores muy diversos:

    -sentimiento de pérdida de competencia: profesionales que llevan treinta años dando clase “de la misma forma” se niegan a cambiar su metodología fundamentándose en afirmaciones como “¿hasta ahora lo he estado haciendo mal? ¿qué tiene de malo mi metodología?”;

    -resistencia a la formación: “¿a mi edad voy a ponerme a aprender a manejar un ordenador?”;

    -desmerecimiento de los objetivos: “¿para qué necesita un niño de ocho años aprender a manejar un ordenador?”.

    En las facultades de pedagogía es increíble lo atrasado que está el tema (¡qué menos que en la universidad se lo tomaran más en serio!) y el alumno o alumna medio no sabe qué es un webquest. Si comenzamos a hablar de futuros docentes “de especialidad” que no tienen formación didáctica, ya es para echarse las manos a la cabeza.

    Es genial que se organicen cosas así y que se intente innovar, aunque es una lástima que haya una distancia tan enorme entre “la vanguardia” y la “práctica real” cotidiana de los centros.

    Eso sí, lo de la teoría de las inteligencias múltiples me parece una moda que pasará 😉

  2. cHristian diu:

    Creo que la situación es la misma en todos sitios. Poner ordenadores en una clase no significa quemar los libros.

    Hace unos meses me invitaron a dar una charla a unos alumnos de los últimos cursos de la facultad de bellas artes de la UB. Hablamos de creatividad, de netaudio, de amateurismo, de educación y de su experiencia académica, del rol del profesorado y de su relación con la tecnología, del futuro, de hijos… Había alumnos de diversos puntos de la geografia española. Para la gran mayoría, la lección magistral era lo habitual. Vimos unos videos, nos reimos, les pregunté, ellos expusieron, salimos a la calle y siguieron hablando de lo mismo. Incluso nos confesaron que lo que estabamos haciendo era ‘raro’, aunque bueno, parece que el debate se alargó, por lo que me doy por satisfecho.

    He tenido la suerte de dar clase a alumnos de todos los ciclos de primaria, secundaria, bachilleratos, ciclos formativos e incluso he hecho alguna incursión fugaz en educación infantil (sus maestras son mis ídolas (como se dice ídolo en femenino?)) y opino con toda certeza que a medida que se avanza el nivel, se pierde la flexibilidad ante los cambios. Parece que al llegar a las cátedras, la flexibilidad se ha convertido en rigidez. Espero equivocarme, pero parece que la variación metodológica en algunas facultades escasea.

    También he enseñado Photoshop a unos señores que superaban los 70. Mola.

    Me sorprende lo de las inteligencias múltiples, creo que debería tenerse muchísimo más en cuenta durante toda la educación obligatoria. Crees que es una moda? Por?

  3. sergeeo diu:

    Bueno en mi opinión el tema de las inteligencias múltiples realmente es una forma de poner nombre nuevo a algo que no es nuevo. Hay muchas definiciones de inteligencia y en muchas de ellas, anteriores a la de Gardner, ya se hace referencia a que lo importante es la capacidad de adaptación al medio del sujeto.

    Personalmente pienso que “separar las inteligencias” puede ser bueno a efectos didácticos, pero no necesariamente a efectos prácticos. El sujeto es uno solo, indivisible y no actúa “por funciones” o “por módulos”, sino como ser unitario.

    Completamente de acuerdo con respecto a lo de que deberían tenerse en cuenta en educación obligatoria algunos de los apartados que dice Gardner. Sobre todo creo que sería importantísimo desarrollar en los chicos y chicas estrategias de control, expresión e interpretación emocional, autocontrol, habilidades sociales, etc. No sólo contribuiría a solventar y prevenir muchos problemas de tipo conductual, sino que el alumnado saldría “a la calle” con muchísimas estrategias para la gestión de conflictos, asertividad, etc.

    Es un tema que creo que puede ser muy bonito de abarcar desde el sistema educativo. El problema es el de siempre… ¡la saturación de funciones! 😉

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *